deporte en casa

En casa también se puede estar activo

Muchas veces la pereza nos gana a la hora de querer estar saludables, porque no tenemos tiempo o no podemos ir a otro sitio, ¿Por qué no hacerlo en casa?

Muchas veces dejamos de lado nuestra salud por el trabajo y la rutina que nos aprisiona cada vez más, pero hay muchas maneras para mantenemos sanos y activos sin la necesidad de estar en el gimnasio y mucho menos de salir de casa. Miles son las opciones que hoy en día se ofrecen para todos aquellos que trabajan desde casa o no tienen tiempo o dinero para ir a otros lugares, de esta forma tendrías disponibilidad completa, sea en la mañana o en la noche que tengas un momento libre o los fines de semana que no provoca salir, no son excusa para no mantenerse activos. Mucho menos la excusa de no tener espacio para tener aparatos que te permitan ejercitarte dado que cada vez hacen los mismos más compactos. Algunos se pueden guardar hasta debajo de la cama para que no ocupen espacio mientras no los utilizas, así que ya no es excusa para no cuidarse en casa.

bicicleta plegable

Tampoco hay necesidad de hacer grandes inversiones para poder tener en tu casa estos equipos para ejercitarse, puesto a que además de venir en tamaños reducidos algunos presentan costos asequibles. Una excelente opción podría ser las bicicletas estáticas, estas ayudan a mejorar la condición física, ayudan a tornear las piernas y es una alternativa ideal para prevenir trastornos cardiacos, además si estás buscando bajar de peso, su uso es ideal pues algunas incluyen conteo de calorías y la cantidad de kilómetros que recorres y lo mejor de todo es que puedes hacerlo desde la comodidad de tu hogar. Aparte de todos los beneficios que el ejercicio otorga, ayuda de gran manera a bajar los niveles de estrés diario.

Se debe tener en claro que no vamos a adelgazar de un día para otro, es cuestión de tener un poco de compromiso y perseverancia, puesto a que tendremos que ser constantes en la realización de los ejercicios para que rindan frutos, se recomienda utilizarla al menos tres veces a la semana por un tiempo aproximado de 30 minutos, alternando la velocidad de manera tal que sea provechoso para nuestra salud. Un plus que las bicicletas estáticas traen sobre las de paseo, es que si el cielo esta nublado o lloviendo no es un impedimento para hacer ejercicio, debido a que estarás cómodamente dentro de tu casa.

ejercitarse en el hogar

Para utilizar la bicicleta no se necesita ningún requisito previo y pocos son los impedimentos a menos que estos sean orientados por un médico o que se tenga alguna lesión en las piernas o rodillas que presenten molestias al utilizarla, de ser así lo más recomendable es detener su uso y consultar a  un especialista. Por otro lado para quienes no presentan ninguna condición de base no hay riesgos directos, se deben conocer los propios límites y comenzar de forma progresiva hasta que se puedan alcanzar de 30 a 40 minutos de ejercicio, debes asegurarte que la bicicleta que estés utilizando se adapte a tus características, por ejemplo si te colocas al lado de la bicicleta el asiento debe llegar a la altura de la cadera para que posea cierta nivelación, de lo contrario nos estamos exponiendo a causar desgastes en las rodillas y la espalda, causándonos daño en vez de cuidar nuestra salud