dopaje

El gran engaño

No hay nada peor que ser burlado por alguien a quien uno admira.

¿Tienes una idea de cuánto gana un ciclista profesional? La distancia que los separa de los astros de otros deportes es grande. Sus fuentes de ingresos se soportan en los contratos que poseen con los patrocinadores. Un premio de prestigio como el Tour de Francia puede llegar a recibir 550 mil dólares.

Para que te hagas una idea el US Open de tenis, tiene para cada ganador individual la suma de 3,5 millones de dólares y se trata de apenas un evento de muchos, eso sin considerar los ingresos que obtienen por concepto de patrocinio publicitario, que consiste en convenios de marcas con los atletas para que estos promuevan sus marcas.

Una comparación de Froome, actual campeón del Tour de Francia con Cristiano Ronaldo también nos pone en contexto. El ciclista ganó el año pasado 8 millones de por la temporada, entre premios y salarios, mientras que el futbolista obtuvo 88 millones de dólares.

doping

Los deportes atraen y producen mucho dinero alrededor del mundo y eso hace que muchos atletas cometan faltas que en ocasiones les han costado sus carreras y todo para obtener el máximo posible de dinero. Entre los escándalos que han estremecido el deporte mundial está el del laureado y admirado hasta ese momento Lance Amstrong, quien llegó a convertirse en el ídolo del ciclismo por haber logrado la hazaña de ganar siete veces el Tour de Francia y además haber sido medallista olímpico.

Sus títulos  y prestigio los perdió después que la Agencia Antidopaje de estados Unidos lo declarara culpable de uso indebido de sustancias no permitidas. El doping en el ciclismo se convirtió en el tema más sonado durante largo tiempo, con el consecuente desprestigio no solo del atleta sino de organizadores y federaciones que no hiciaeron lo debido para evitar el engaño. Amstrong en un programa de televisión contó y admitió los desmanes cometidos y lo corrupto que era el sistema. No conforme con su bochornoso performance, el atleta estadounidense, declaró más tarde, con toda desfachatez, que lo volvería a hacer.

Una sacudida impredecible se ha presentado ahora y ha sido denominado el doping tecnológico o mecánico. Se trata de usar dispositivos no permitidos como motores eléctricos, por ejemplo, imagínate que la bicicleta tenga un dispositivo de este tipo que aumente la velocidad, algo realmente inconcebible.

motor electrico

En Bélgica, durante el Campeonato Mundial de ciclocross Sob 23, la bicicleta de la atleta del país anfitrión Femke Van den Driessche tenía camuflado un pequeño motor en la rueda trasera. Este motor cilíndrico es ubicado en uno de los tubos de la bici y por medio de cables escondidos hace conexión  con los piñones de la rueda de atrás, así impulsa la bicicleta y el esfuerzo del atleta es menor con lo que obtiene una ventaja sobre quienes tienen que desplazarse solo con la fuerza y resistencia de sus piernas.

Por esta razón se ha creado un sistema para detectar acciones ilegales como esta y lo hacen gracias al escaneo de las bicis con unas cámaras térmicas que detectan la anomalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.